Llámenos gratis

De lunes a viernes de 9:00 a 21:00

Con todas las novedades.

Blog Ivida

El tratamiento con células madre que mejora los síntomas de la artrosis

Se trata de un tratamiento por el cual se implanta en la articulación afectada del paciente con artrosis células madre que logran regenerar el tejido dañado y disminuir el dolor mejorando así su calidad de vida. Te damos todos los detalles a continuación sobre el tratamiento con células madre que mejora los síntomas de la artrosis.

Los síntomas de la artrosis mejoran gracias a las células madre

Las células madre consiguen que los factores de crecimiento desencadenen efectos biológicos como la proliferación y diferenciación celular, así como la generación de vasos sanguíneos y la migración de las células a aquellos lugares en los que es necesario producir regeneración. Este es el tratamiento que ha seguido el equipo médico de la Clínica Mediterránea Médica con el fin de mejorar y paliar los síntomas de la artrosis.
Entre octubre de 2015 y febrero de 2017 se somete a un tratamiento con células madre con Fracción Vascular del Estroma (FVE) de tejido adiposo a pacientes que sufren de artrosis en la Clínica Mediterránea Médica, los buenos resultados obtenidos hasta el momento hablan por sí solos.

En dicho estudio que tiene como base el tratamiento con células madre y como fin aliviar los síntomas de la artrosis, se incluyeron a 107 pacientes que padecían dicha enfermedad. A todos ellos se les hizo infiltración de FVE (Fracción Vascular del Estroma de tejido adiposo de células madre) en las articulaciones afectas. Antes de este paso se realizó una liposucción de 100cc de grasa abdominal y posteriormente un tratamiento con colagenasa.

Las células madre logran mejorar los síntomas de la artrosis

Tras recibir su primera dosis intraarticular de plasma rico en plaquetas (PRP), a estos pacientes se le hizo periódicamente hasta un total de 5 infiltraciones con PRP. En concreto se trataron con células madre e infiltraciones a pacientes con artrosis de rodilla, tobillo, cadera, hombro, columna, codo, cervicales y muñeca.

Pasados los tres primeros meses, un total de 87 pacientes notaron una gran mejoría puesto que había disminuido el dolor en la mitad de los casos. Dichas mejorías se incrementaron al año de aplicarse el tratamiento. A su vez, casi todos los pacientes dejaron de necesitar los analgésicos diarios. En cuanto a la mejoría de la movilidad, aumentó notablemente y se mantuvo estable al cumplirse el año de iniciar el tratamiento. Cabe señalar que los resultados obtenidos difieren en algunos aspectos según el estado de artrosis de cada uno pero que todos siguen el mismo patrón de mejoría del dolor y signos de regeneración.
Los responsables de la investigación citan que los síntomas de la artrosis mejorarían aún más si el tratamiento se aplicara en los primeros estadios de la artrosis.